Auchi.com.ar

El arca del error

El arca del error

Estos días de lluvia intensa son los que te dejan tiempo de sobra para pensar boludeces, lo sé... y una de las tantas historias de la Biblia que siempre me hicieron ruido tienen relación con la lluvia.
En el Antiguo Testamento, se dice que Noé creó una embarcación enorme donde puso dos animalitos de cada especie para preservarlos del diluvio universal, y una vez finalizado el mismo, repoblar la tierra.
Tal vez la hayas leído en algún momento, si fuiste a una escuela católica o sos demasiado religioso (en cuyo caso, quizás sería mejor que no siguieras leyendo estas líneas, que me condenan al fuego eterno del infierno por toda la eternidad, previa excomulgación por Pancho primero).


Ahora bien, ponemos dos bichitos de cada especie, los mismos sobreviven a los 40 días y 40 noches de lluvia torrencial. Bajan... se tienen ganas (como todo aquel que vuelve de altamar) y procrean (salvo que sea la versión del escritor que le pifió y metió dos leones macho en el Arca)...
Y después?

Las combinaciones se vuelven un poco incestuosas para provenir de una idea bíblica porque entre la descendencia misma deberían intentar perpetuar la especie... entre hermanitos, o padres e hijos a fin de seguir mezclando los elementos necesarios para crear más animalitos.
Pero el ruido no se me generó desde la perversión de darse entre familiares (porque tanto los Decadentes y su prima lejana, como la publicidad de Topline avalan la endogamia), sino desde la genética y la falta de mezcla entre 'genes sanos' que eso pudiera generar.

Recuerdo cuando era chico que me decían que si dos mascotas hermanas tenían crías, éstas nacerían deformes o con problemas mentales o cosas así.
Ésto, aunque muy exagerado, no es algo tan errado. Las crías son la mezcla entre genes, o mejor dicho, los cromosomas se forman por pares de alelos -uno de papi, otro de mami- que son los responsables del resultado idéntico o distinto de la cría con respecto a rasgos y capacidades y demás pormenores ( o algo así una vez me enseñó Alexander Von Fatouvh, no se si lo recuerdo como debería ).
Los alelos son dominantes (cuando con uno de los dos pares alcanza para que el hijo reciba esas caracteristicas) o recesivos (cuando se necesitan ambos pares de alelos, de papi y mami, para que se manifieste).

Ahora, supongamos que Noé elije dos caballos -o digamos: caballo y yegua para hacerlo más divertido- atléticos, lindos, esbeltos. Pero los dos tienen en sus genes algo que no se ve... algo sucio. Una deformación, una enfermedad, lo que sea.

CABALLO emperna YEGUA.
YEGUA genera CABALLITOS.
CABALLITO recibe alelo-recesivo-choto-de-papi + alelo-recesivo-choto-de-mami
CABALLITO nace choto...

CABALLITO choto emperna HERMANITA
HERMANITA genera MAS CABALLITOS
MAS CABALLITOS nacen recontrachotos al cubo.

Eso explicaría el origen de algunos animales -y personas- medio estupidas...
Pero es un fallo enorme en la idea bíblica del Arca... amén de las perversiones que hemos dejado en claro al principio de este tópico.

PD: Quiero un pony choto... (no, no quiero el choto de un pony. por si entendieron eso)

Volver atrás