Auchi.com.ar

Stupid piece of Sh*t

Stupid piece of Sh*t

Recuerdo que puse el primer episodio de Bojack Horseman una noche, creyendo que era una caricatura humorística, justo después de haber devorado en menos de una semana la primera temporada de Big Mouth.

No voy a entrar en un análisis irrelevante de lo bueno o lo malo de la serie; En lo personal habré tardado menos de un mes en verme las 4 temporadas disponibles -estando en época de cursada-, hipnotizado por el desarrollo no solo de la trama sino de las emociones de cada personaje.

Si vivís en un termo sin balcón a la calle, y no tenés idea de qué se trata este posteo, no tengo la capacidad de convertir esta entrada una sinópsis argumental; Hacé lo mismo que yo: buscala, mirá el primer capítulo... y dejá que la voz de Will Arnett te guíe.

Es imposible no identificarse con -al menos- uno de los personajes que desfilan por sus capítulos y trazar las analogías pertinentes con aquellas personas que nos rodean (porque como mínimo todos conocemos un hiper optimista Mr. Peanutbutter).


Pero fuera de los diálogos (algunos de un sofisticado nivel de sarcamo y/o humor negro) que caracterizan la tira, uno de los episodios que no pude sacarme de la cabeza desde que lo ví está agazapado en la temporada 4, con el nombre "Stupid Piece Of Sh*t", listo para atacar a la yugular en el sexto episodio.
A lo largo de la trama principal, los escritores nos hacen descender hasta los pensamientos de Bojack.

Solo el pensamiento de apertura deja en claro el tono de los siguientes 26 minutos: 
"You’re a stupid piece of shit. But knowing that makes you better than people who don’t know they’re stupid pieces of shit. Or is it worse?" 
-En el doblaje latino, se tradujo como "Eres un idiota hijo de puta. Pero sé que soy un hijo de puta; al menos me hace mejor que los que no saben que son hijos de puta. O es peor?"-

Y quizás el motivo por el cual es un capítulo que no puedo sacarme de la cabeza desde que se reprodujo automáticamente, no está en la cantidad de veces que presenciamos su autodesprecio a un nivel celular (porque en múltiples ocasiones se deja entrever que quien da nombre a la serie siente odio hacia su propia persona). 
El guadañazo está en los 30 segundos finales (lógicamente), cuando Hollyhock -adolescente, 17 años, familiar de Bojack- le habla de "esa voz crítica en su cabeza que vive castigándola".
Envuelta en una profunda inseguridad, pregunta si esa voz en algún momento se va ("That voice, the one that tells you you're worthless and stupid and ugly, it goes away, right?"). 
Silencio de por medio, él -condescendiente- le responde que sí, que eso se va.

Spoiler alert: No reproduzcas el video si pensás ver la serie o la estás viendo y todavía no llegaste a este capítulo.

No podría -ni tampoco es mi intención hacerlo en esta publicación- contar la cantidad de veces que esos pensamientos atacan.
Ni lo difícil que es tener que mirar a los ojos a alguien que querés y tratar de transmitirle seguridad y esperanza cuando uno mismo está luchando contra esos temores, inseguridades o ansiedades.

Y no, Hollyhock, esa voz no se calla nunca. Pero uno aprende a convivir con ella.

Este texto tiene 1124 lecturas desde el 28-07-2018

Volver atrás